Aumento significativo en los precios de los alimentos del campo a la góndola

Durante el mes de noviembre, los precios de los alimentos provenientes del sector agropecuario registraron un incremento considerable, multiplicándose por 3.4 veces desde su origen en el campo hasta su llegada a los estantes para el consumidor final. Esta información fue revelada por el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El estudio detalló que los consumidores pagaron $3.4 por cada $1 que recibió el productor, lo que muestra una brecha significativa en los precios entre ambos extremos de la cadena de producción. A pesar de ello, se observó una ligera mejoría en la participación del productor en el precio final de venta, alcanzando un promedio del 26.9%, representando un aumento del 2.6% con respecto a los datos de octubre. Entre los productos analizados, los productores de huevos fueron quienes obtuvieron la mayor participación en los precios finales con un 47.7%, mientras que aquellos de cebolla y zapallito mostraron la menor participación, con un 12.4%.

En cuanto al desglose por categorías, se reveló que en el sector frutihortícola, los precios de las 19 frutas y hortalizas examinadas se multiplicaron por 4.7 veces desde su origen hasta su disposición en la góndola para el consumidor. Por su parte, en el ámbito ganadero, los precios de los 5 productos y subproductos ganaderos analizados representaron un incremento de 3 veces más para el consumidor en comparación con lo recibido por el productor.

Entre los productos con las mayores diferencias entre el precio de origen y destino se destacaron la cebolla, el zapallito, la pera, la manzana roja y el limón. Todos ellos presentaron notables discrepancias en sus precios desde la producción hasta su venta al consumidor, con aumentos significativos en ambos extremos de la cadena de valor.

Por otro lado, se identificaron algunos productos con brechas menores entre lo recibido por el productor y lo que abonó el consumidor. La frutilla, la acelga, el pimiento, la lechuga y los huevos formaron parte de este grupo, aunque también experimentaron variaciones en sus precios, tanto en origen como en destino, debido a factores climáticos y de oferta y demanda en diversas regiones productoras del país.

En resumen, el informe destaca las marcadas diferencias en los precios de los alimentos desde su producción hasta su venta al consumidor, evidenciando tanto brechas considerables como casos donde la disparidad fue menor, siendo influenciadas por una variedad de factores económicos y climáticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas este diario? Pasa la voz :)