Marketing Digital

11 estrategias para que tu marca sea reconocida en internet

1. Sé honesto y pronúnciate. La autenticidad gana puntos sobre todo en el reino del postureo como es el de las redes sociales. Y para reflejar esta autenticidad hay que escoger las batallas que quieres librar, pero procura que sean “coherentes con tus valores. En los disturbios que tuvieron lugar el pasado mes de junio a raíz de la muerte por asfixia de George Floyd, marcas como Nike y Adidas apoyaron las protestas. Cada vez más las marcas tienen que manifestarse y defender sus causas”, insiste Carreras.

2. Utiliza concursos y encuestas. Es una forma de interactuar con tus usuarios y tus potenciales clientes. Si además pueden obtener recompensas (bonos promocionales, descuentos, acceso vips a ofertas…) por su participación van a apuntarse seguro.

3. Gamifica. El juego conecta con la parte más emocional del usuario y además le motiva a interactuar contigo, lo que te hace más simpático: “si haces pasar un buen rato a tu cliente, tienes más posibilidades de caerle bien”, insiste Blanco. A veces es tan sencillo como crear rutas a modo de videojuego o darle varias imágenes a escoger.

4. Construye tu historia. Los stories son muy útiles. Están vinculados con lo que hablábamos al inicio de identificar la voz y la personalidad de nuestra marca y a partir de ahí construir una historia. Un maestro en esto de construir relatos alrededor de su marca ha sido siempre Xavier Gabriel y el universo creado en torno a su Bruixa d’Or.

5. Reconoce errores. Tiene que ver con la honestidad y la autenticidad de la que hablábamos antes, pero se focaliza en la aceptación del error como política de empresa. Ante una queja virtual de un usuario, es importante reaccionar rápido reconociendo el error de buenas maneras y actuando. Y, si es con un poco de humor, mucho mejor.

6. Apela a las emociones. Como insiste Buendía, “las marcas que conectan mejor con sus clientes suelen ser muy emocionales. Mi recomendación sería intentar ‘tocar la fibra’, pero con cuidado de no excedernos. Un buen ejemplo ya mítico de esto sería la marca de coches BMW con sus campañas ‘¿te gusta conducir?’, con las que consiguió conectar con sus clientes y atraer a los más jóvenes”.

7. Adapta el lenguaje y el tono. Con la elección del lenguaje, de las palabras puedes definir a tu público objetivo, “por ejemplo, si monto una escuela de formación y utilizo el término participantes en lugar de alumnos, ya estoy acotando el tipo de público al que me quiero dirigir”, explica Sanagustín. Y cuida el tono: “gusta mucho cómo se dicen las cosas. El tono es algo que nos hace únicos y que define muy bien nuestra personalidad”, insiste Blanco. A nivel virtual, el tono se puede transmitir en los escritos si recurres a un tono familiar, campechano, alegre y divertido y en los vídeos cuidando la imagen, el lenguaje y la familiaridad.

8. Humaniza. Es importantísimo humanizar la relación con el cliente, ya sea en los chats, en la web o en la atención telefónica. Esta humanización se puede conseguir poniendo la foto del equipo y de las oficinas reales o haciendo hablar al CEO en las redes. Eso contribuye al efecto “quién está detrás del servicio/producto”. No olvides, además, que las personas siguen a las personas, “y que a nivel de algoritmo de Google hay mucha diferencia: si soy una marca, el alcance de mi difusión es mucho menor que si soy una persona”, recuerda Blanco.

9. Responde siempre. El equipo de comunity manager de la policía son unos cracks en este sentido. Han conseguido llegar a ser trending topic más de una vez gracias a las respuestas que dan en las redes sociales… Que una marca responda con prontitud a un mensaje del usuario incrementa notablemente la impresión de eficacia y sobre todo de respeto hacia el cliente o el usuario. “La mayor parte de los influencers recuerdan la angustia de la primera noche que se fueron a dormir sin poder contestar todos los comentarios”, concluye Franc Carreras.

10. Ofrece cercanía. “No puedes hablar desde un pedestal, debes hablar a tu cliente como hablaría él o ella”, continúa el profesor de ESADE. Esto en las redes sociales se traduce en gestos tan sencillos como dar un “me gusta”, en responder ante cualquier tipo de interacción con la marca y en personalizar la comunicación. En palabras de Silvia Martínez, profesora de la UOC , “ofrecer una atención personalizada hace al usuario sentir que tiene valor e importancia para esa marca. Has de participar en la conversación virtual que haya sobre tu marca o mantener una escucha activa.”

11. Argumentarios, sí, pero con matices: Este consejo es especialmente necesario para las conversaciones telefónicas. Es cierto que es recomendable tener previsto un listado de objeciones y contra-objeciones “de cara a no cometer equivocaciones que puedan afectar a la empresa y a la marca”, señala Sanagustín, pero también es recomendable salirse de vez en cuando del guión, tener cierta autonomía

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com