Austeridad, una forma de vida

Austeridad, una forma de vida

El vivir de forma austera, puede ser una experiencia favorable, es una forma de reducir los gastos muy útil y puede otorgarle una sensación liberadora si sabe mirarlo de la forma más positiva.

Se trata de vivir tan solo con lo necesario, es como el ahorro, pero un poco más rígido, se limita a la compra de solo lo necesario. Muchas personas, hasta las que ahorita son millonarias han tenido que pasar por épocas de austeridad, y esto como una forma de aumentar al máximo el ahorro y producir el capital que necesitaban para las inversiones que los volvieron los hombres y mujeres prósperos que son en la actualidad.

Verá que una vez que inicie con esta práctica, muy pronto sentirá que el dejar de depender del que dirán los demás si no tiene la ropa de moda, o el celular de moda, le lleva a tener una vida más relajada; así que no se trata de una tortura, sino una forma de vida.

Puede aplicar esto a muchos aspectos de su vida, por ejemplo su hogar, no necesita una casa demasiado grande si vive usted solo, o con pareja, ya que si tiene hijos, elija la casa que se ajuste a sus necesidades, no necesita ser demasiado sobrada de espacio ya que la mayor parte del tiempo las personas se encuentran trabajando y los niños en la escuela.

No acumule cosas que no necesita, venda lo que no necesite, antes de que pierda su valor por completo, hay cosas que pasan por años en el hogar y nunca son necesarios, lo único que se vale acumular son números en tu cuenta del banco si de verdad quiere promover el ahorro de su hogar, recicle con tus hijos los colores de la escuela, que usen por completo sus cuadernos.

El orden en el hogar jugará un papel indispensable, ya que muchas veces se realiza compras por ansiedad.  Se va comer a la calle, porque no siempre gusta cocinar, y esa es una pérdida económica muy grande, no necesita  comprar lonche a tus hijos, prepáraselo, verá que cocinando en casa se puede ahorrar hasta un 30% del gasto semanal.