CAME: la brecha entre los precios de origen y destino bajó 12% en febrero

La brecha de precios para los 24 principales productos frutihortícolas y ganaderos que participan de la mesa familiar bajó a 3,04 veces en febrero

CAME: la brecha entre los precios de origen y destino bajó 12% en febrero

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa informaron que en febrero los consumidores pagaron en promedio 3,04 veces más de lo que cobraron los productores. La medida es un promedio ponderado de los 24 agroalimentos que integran la canasta del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), y resultó 12% menor a la de enero. Si se hace un promedio simple de esas brechas, como se venía realizando hasta diciembre de 2021, la diferencia fue de 4,12, un 18,6% menos que en enero pasado.

 

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino, relevados no sólo en verdulerías y mercados por un equipo de 30 encuestadores, sino también mediante un monitoreo de los precios online de los principales hipermercados del país, durante la segunda quincena del mes.

 

La mejora mensual del IPOD, considerando las estacionalidades de los productos, ocurrió porque los precios que se le pagaron al productor volvieron a subir por encima de los precios que se le cobraron al consumidor. Efectivamente, aumentaron 34,3% los precios de origen, contra 13,3% que subieron los precios en la góndola de los comercios minoristas y 13,5% en la góndola de los hipermercados.

 

Los productos que más vieron subir sus brechas fueron: lechuga (91%), brócoli (77,7%), limón (9%) y naranja (8,4%). En total, el 45,9% de los alimentos medidos vieron aumentar su brecha durante el mes. En cambio, el 54,1% las vio reducir, con la principal baja en la zanahoria (-71%).

 

En el 70,8% de los productos relevados, los precios de los comercios pyme de cercanía fueron menores a los de los hipermercados. La diferencia promedio fue de 6,6%, pero productos como la berenjena se pudieron comprar, en promedio, 18,5% más baratos en las pymes.