Daniel Scioli: "El que coordina y controla es el Presidente, mi rol es de gestión" 

El exembajador asegura que pondrá el foco en "acompañar un proceso de salida de la especulación financiera para ir a una economía de producción y trabajo".

Daniel Scioli: "El que coordina y controla es el Presidente, mi rol es de gestión" 

Con fe, con esperanza, con optimismo. Es la frase que el imaginario popular asocia directamente con Daniel Scioli. Un nombre conocido de la política nacional que regala más frases populares que definiciones políticas. A él lo caracterizan el diálogo y la lealtad y se hace eco de ese atributo. Recién asumido como ministro de Desarrollo Productivo y con su sonrisa blanca, blanquísima, resaltada por un bronceado brasileño, conversó con PáginaI12 sobre el perfil que le quiere dar al ministerio, cómo ve al gobierno, su relación con Massa y una posible candidatura presidencial.

"Por servicio", dice, tomó este cargo en un momento especialmente endeble de la coalición gobernante. También esquiva a la pregunta sobre su papel dentro de la interna: "Mi rol es de gestión. Quien lleva adelante coordinando y controlando la síntesis es el Presidente".

En la gestión, seguirá manteniendo el desarrollo de la minería y el plan Argentina Productiva 2030. Pondrá ojo en las importaciones especulativas trabajando empresa por empresa. Entiende que la inflación es el tema prioritario del gobierno y que el Ministerio puede contribuir a bajarla. Al hablar de precios, el reemplazo de quien mejor representaba el plan económico de Alberto Fernández- Matías Kulfas- es determinante: "Vamos a trabajar particularmente con el sector textil".

- ¿Cómo ve al gobierno?

- Yo veo al gobierno con indicadores positivos de recuperación industrial y empleo y con un tema prioritario que es la inflación. También veo a un presidente enfrentando una carrera de obstáculos que son muy claros. Fue la pandemia, el acuerdo con el Fondo, las consecuencias de la guerra. Tomando decisiones y cuidando el trabajo con programas de contención como el ATP, IFE y otras políticas que se han dado para sostener a las pymes. Ahora con la decisión de potenciarlas, porque son las grandes generadoras de empleo.

- ¿Por qué aceptó el cargo?

- El Presidente sabe que estoy siempre a disposición para ir donde él lo crea conveniente. Me convocó ahora como me confió en su momento la misión de ocuparme de la relación con Brasil, que hemos logrado reencauzar y convertir al país vecino nuevamente en el principal socio comercial de la Argentina.

- ¿Qué destaca de su gestión en Brasil que quiera aplicar al ministerio?

- A la embajada le di un perfil comercial, ejecutivo y fundamentalmente articulado con ministerios como el de Desarrollo Productivo. Así fue que logramos inversiones, exportar más y sustituir importaciones. Ahora el Ministerio tiene todas las herramientas para acompañar a las pymes, aumentar la productividad y exportar más. Vamos a hacer foco en el desarrollo industrial a través de los parques nacionales y en uno de los temas fundamentales, que es la formación de recursos humanos para integrar la educación al perfil productivo. De esta manera, podremos continuar sustituyendo los planes de asistencia al empleo por trabajo genuino. Es importante acompañar el proceso de salir de una economía especulativa financiera a una economía de la producción y el trabajo.

- Kulfas le dio una impronta particular al ministerio, sobre todo con respecto al largo plazo. ¿Va a mantener al equipo Argentina Productiva 2030 y el plan de trabajo o piensa hacer algún cambio?

- Lo voy a mantener tal cual porque yo aprendí en la vida, y particularmente en la política, que lo que está bien hay que sostenerlo y profundizarlo. Toca temas claves para lo que se viene: la electromovilidad, la minería con litio y cobre y, fundamentalmente, el empleo joven, que es un programa puntual para el primer empleo. Hablé con el responsable, Daniel Schteingart, y me parece una muy buena línea de trabajo.

- Mencionó la minería, uno de los sectores que más cuestionamientos tiene desde el ambientalismo. ¿Cuál es su postura con respecto a la actividad minera?

- Voy a seguir con la línea de la minería sustentable y con control social. Hay provincias que han hecho un gran trabajo al respecto, como Catamarca y San Juan. Vamos a generar las condiciones para desarrollar ese sector, que evidentemente tiene un impacto positivo múltiple, con los cuidados del caso, en todo lo que Argentina necesita de ingreso de dólares genuinos a través de inversiones y creación de puestos de trabajo genuino.

- Uno de los problemas más urgentes a atender es el de las importaciones, que alcanzaron un récord en mayo. Tiene a cargo la Secretaría de Industria para afinar el lápiz. ¿Está dispuesto a hacerlo, cuál es el plan?

- El plan es cuidar nuestras divisas. Utilizarlas para insumos y todo lo que sea necesario para nutrir al aparato productivo. Particularmente al sector automotriz y todo lo que representa. Estar atento muchas veces a importaciones especulativas o maniobras especulativas que se pueden dar en referencia a acumulación de stocks. También la mayor demanda de divisas refleja la recuperación industrial que se está dando y eso es un desafío positivo.

- Nombró las importaciones especulativas. ¿Cómo las van a abordar?

- Vamos a hacer un trabajo minucioso empresa por empresa, sector por sector. Es un plan que ya está en marcha. Estamos evaluando prioridades y planificación de cada sector de las divisas que necesitan y desarrollando paralelamente programas de sustitución de importaciones.

- ¿Se va a involucrar en la lucha contra la inflación?

- Hace también a la agenda del desarrollo productivo contribuir a bajarla. Apuntar a aumentar la oferta de bienes y servicios para bajar la inflación y que no haya abuso de precios. Vamos a trabajar con el sector textil particularmente. Trabajamos generándole el escenario para que pueda recuperarse y ahora tenemos que fomentar el aumento de la productividad y la competitividad.

- Su perfil es siempre de conciliador. ¿Qué rol viene a cumplir en la interna de Gobierno?

- Mi rol es de gestión. De pragmatismo y con todo el esfuerzo puesto en desarrollar las energías productivas a lo largo y a lo ancho del país. Quien lleva adelante coordinando y controlando la síntesis es el Presidente. Yo estoy al servicio suyo, que consideró que yo podía ayudarlo en este momento y ni lo dudé, sin tener en cuenta ningún tipo de especulación ni ninguna otra intención que no sea ayudar en estos momentos.

La relación con Massa

- Cuando se confirmó su llegada hubo muchos alivios y elogios, pero también enojos. ¿Cómo es su vínculo con Sergio Massa?

- Yo creo que en este momento el país necesita lo mejor de cada uno. El rol de Massa es muy importante con todo lo que significa no solo su lugar institucional sino también político dentro del Frente de Todos. Y en mi caso tenemos que trabajar juntos muchas leyes del sector para darle más competitividad, como la ley de agroindustria, compre argentino, electromovilidad, autopartes, automotriz. Vamos a trabajar fuerte en eso.

- ¿Se reunió con Massa?

- No, pero hemos conversado por teléfono. Nos vamos a juntar en algún momento. Nos conocemos hace mucho tiempo así que hablamos de todo, pero sobre todo va a prevalecer siempre la responsabilidad, tenemos que poner el hombro y ayudar al gobierno.

- ¿Cree o le dijeron que va a haber más cambios dentro del gobierno?

- No me consta nada de eso. No me dejo llevar por versiones ni comentarios. El Presidente es el jefe del Ejecutivo y son temas que evaluará él. A mí no me corresponde opinar sobre eso.

- ¿Quiere ser Presidente el año que viene?

- No, no, yo me veo como ministro ayudando al Presidente y el espacio político. Cuando vos repasás mi carrera política, siempre suelo asumir responsabilidades en momentos particulares. En éste, estoy convencido que puedo ayudar con mi experiencia en el sector a poner a la Argentina de pie y que ande, corra, se desarrolle. Ni ahora ni el año que viene, mi rol es éste y confío en que voy a poder aportar para que la Argentina siga de pie.