Datos sectoriales de la actividad económica de las pymes en Abril

Corresponde al informe mensual de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entrega datos respecto de la situación relativa de las pymes.

Datos sectoriales de la actividad económica de las pymes en Abril

El uso de la capacidad instalada de las empresas de la muestra se ubicó en 70,4%, 1,2 puntos porcentuales por debajo de marzo, con los niveles más elevados en Textil e Indumentaria (75,8%) y los más bajos en Alimentos y Bebidas (68%).  

Sobre el tema, habló Salvador Femenía, vocero de prensa de la CAME: 

“La producción subió respecto de abril del año pasado en 3,4 %, pero hubo desaceleración del 0,5 % comparado con marzo, que ya había tenido algunos pequeños picos de descenso. Hay que tener cuidado con las estadísticas, ya que en abril de 2021 estábamos con problemas de pandemia, por lo tanto, es lógico este incremento interanual; comienza a preocupar el pequeño descenso de este año. Es evidente que hay factores que están jugando en contra de la recuperación que se venía verificando, ya que la inflación pega. Tengamos en cuenta que nosotros medimos el universo de las pymes y estas tienen problemas para descargar todos los aumentos que vienen, y además los precios que trasladan impactan en la demanda. 

Hay algunos sectores que se mantienen fuertes, como el textil y también la industria metalmecánica, que trabajan fuerte en esta época del año por la demanda estacional del agro; también los ha beneficiado el aumento de los precios internacionales de los commodities que se exportan, pero en realidad hay impacto de la inflación e impacto en la rentabilidad de la empresas pymes, ya que no pueden trasladar todo a precios”.

En virtud de esto, Femenía afirmó que las expectativas del sector empresario parecieran ser cautelosas. “Hemos relevado que el 10% de las industrias esperan que la activad aumente, el 5% que disminuya y el 85% que se mantenga. Este último porcentual es llamativo porque en realidad las expectativas están comenzando a ser más problemáticas, pues no se ve la salida al tema inflacionario. Hay que tener en cuenta que en abril no han impactado los incrementos de sueldos pactados en paritarias, esto se verá reflejado en mayo, con lo cual algunos consumos determinados, como pueden ser alimentos, se verán un poco restringidos

"Creemos que habrá un corrimiento hacia las segundas marcas y también hacia las grandes superficies (supermercados, hipermercados), que cuentan con promociones y descuentos que no están al alcance de las pymes. En algunos comercios de cercanía están apareciendo algunos vacíos en las góndolas. La gente no está demandando primeras marcas. Es llamativo, por ejemplo, cómo Carrefour insiste publicitariamente en las marcas propias, y entre primeras y segundas marcas en muchos productos hay una gran diferencia de precios. Ojalá haya un cambio de tendencias, pero en lo que va de mayo no se está verificando. También hay una realidad, y es que todos los componentes de la cadena productiva y de comercialización van agregando un granito de arena para que los precios sean más altos. Por ejemplo, vimos que antes de que aumentaran los combustibles, ya observamos un incremento importante en el costo de los fletes. Un motivo puede ser el desabastecimiento de cubiertas, ya que las que se consiguen son muy caras”.

Con respecto al tema energético, Femenía opina que “en el tema del gas, por ejemplo, el Gobierno ha dado cierta certeza de que no habrá faltantes, pero creo que habrá; no puedo asegurarlo, pero Argentina en parte depende del consumo de gas importado, que a nivel mundial está faltando porque Rusia ha cerrado muchos grifos; el Banco Central no puede hacer reservas de dólares porque se importan muchos combustibles y esto puede desencadenar en un cuello de botella por precio y por falta de oferta”.