Las Pymes españolas en su peor situación desde 2014

Las Pymes españolas en su peor situación desde 2014

Las pequeñas y medianas empresas atraviesan su peor situación desde el año 2014. El indicador CEPYME sobre la Situación de la Pyme revela que la empresa sufre una fuerte reducción de márgenes debido a que las ventas crecen menos que los costes.

Solo en el año 2021 los costes laborales de las pymes se dispararon en un 5,1%, provocando que la situación se agravara a lo largo de este año, donde el coste laboral subió hasta el 5,7% durante el primer trimestre.

Esta circunstancia ha provocado que la rentabilidad de las pymes disminuyera al 3% durante 2021, situándose, según indican desde CEPYME, en niveles de 2016. Antes de la pandemia la rentabilidad se encontraba en el 3,7%.

Las causas de estos problemas se deben, principalmente, al aumento de los costes de suministros y energía. Estos costes se han incrementado en un 23% en el primer trimestre de 2022, mientras que las ventas han crecido solo un 19,8%. Esta circunstancia ha provocado una reducción de los márgenes empresariales.

Piden una actuación urgente

Por otro lado, estos años también se ha producido un incremento de los costes laborales. Las pequeñas empresas son las más afectadas por los costes laborales y han tenido que hacer frente a un aumento del 6,3% frente al 4,1% de incremento sufrido por las medianas empresas. A esto se añade el incremento de las cotizaciones sociales en los últimos años.

Asimismo, los niveles de endeudamiento de las empresas son mayores. Tan solo en 2021, el patrimonio neto creció en 10 puntos porcentuales alcanzando el 96%, lo que supone una debilidad frente a la subida de tipos y el endurecimiento del crédito.

A estas circunstancias se le añade el problema de rentabilidad de las pymes. La rentabilidad neta sobre el activo ha retrocedido con motivo de la pandemia. De hecho, en los últimos años ha descendido hasta el 3%.

Estas circunstancias han provocado que desde CEPYME urjan a una actuación “urgente” que facilite la adaptación de las pymes a “un entorno económico que tenderá a complicarse por la evolución de la situación financiera, el fin de la moratoria concursal o la cronificación de la inflación”.

Fuente: Diario Cinco Días