Mendoza Activa promueve proyectos de innovación en el agro

Mendoza Activa promueve proyectos de innovación en el agro

El programa de fomento a la inversión privada Mendoza Activa continúa lanzando resultados verdaderamente alentadores para la economía de la provincia. Es que, tras el cierre de la última convocatoria, se pudo conocer el impacto que está generando en la actividad productiva local a raíz de la presentación de proyectos de innovación orientados al agro.  

El Instituto de Desarrollo Rural (IDR), dependiente de la cartera económica provincial, está a cargo de las auditorías de fiscalización y control de proyectos presentados en esta línea del programa. 

Desde la entidad explicaron: “Con el correr de los distintos llamados, hemos observado un incremento en la cantidad de proyectos de inversión cuyos objetivos tienen que ver con la innovación y el desarrollo en diferentes ámbitos como el agrícola, el industrial, la construcción, el sector petrolero y del comercio. 

“En estos proyectos se ve una fuerte interacción entre universidades, institutos tecnológicos y empresas privadas vinculadas a estos sectores. Mendoza Activa está dando un gran espaldarazo a quienes han invertido para acceder al beneficio del 40% de reintegro a través de las distintas líneas disponibles”, agregaron. 

Sobre los proyectos de inversión con destino a innovación, desde el organismo comentaron que se trata de iniciativas que incluyen incorporaciones de nueva maquinaria, como cosechadoras autopropulsadas y de tiro, máquinas sembradoras y cosechadoras de hortalizas, maquinarias para la elaboración y sistemas de enfriamiento para bodegas.  

Además, se han realizado inversiones para la adquisición de fraccionadoras de bebidas, seleccionadoras de granos de uva, cámaras de frío, maquinarias para selección de huevos para producción biodinámica, niveladores láser y estaciones meteorológicas inteligentes, entre otras.  

Invertir en inteligencia artificial ha mostrado importantes avances. Es el ejemplo de uno de los proyectos que tiene que ver con la utilización de brazos robóticos en el comercio, en la industria maderera, en el cortado de vidrio y en la industria metalúrgica. En este último punto, esta tecnología es utilizada, por ejemplo, para el trenzado de hilos de cobre de alta pureza que se utilizan en turbinas y que antes eran trenzados a mano, o importados desde la India, EEUU o Alemania. Ahora son producidos en Mendoza. 

También, desde el IDR se han auditado proyectos tecnológicos para programas de seguimiento (trazabilidad) y de eficiencia en el manejo de insumos, productos, clientes, programas de conectividad, mejoras de hardware y software y aplicaciones de control de procesos y logística de transporte.  

La innovación en marketing también ha sido alcanzada por el beneficio del reintegro previsto por Mendoza Activa. Es que se ha utilizado la inversión en mejorar los diseños de packaging, etiquetas, embalajes y en contratación de personal especializado en la temática, para asesoramiento. 

La producción de deshidratados de frutas y hortalizas pesadas marca el salto cualitativo en innovación en producto. Este segmento está liderado por jóvenes que diseñaron una máquina de deshidratado que produce escamas y que se utilizan como insumos para otros emprendimientos o empresas del rubro alimenticio. 

La innovación en la disminución del impacto ambiental ha sido otros de los aspectos positivos que se han observado en el marco del programa. Es el caso de empresas que producen pellets de polietileno y sus insumos son las cintas de riego desechadas, envases, tapitas de gaseosas y plásticos en general, para luego transformarse en insumo para fabricar bolsas, postes de alumbrado y muebles, entre otros productos. 

Experiencias de inversión 

Una de las beneficiadas con el reintegro previsto por el programa Mendoza Activa es Bodega Durigutti, empresa familiar ubicada en la localidad de Las Compuertas, de Luján de Cuyo. Sus primeros pasos comenzaron a darse en 2008 y desde 2020 cuenta con bodega propia y la colaboración de unas 50 personas.  

Marcela Pacha es parte del equipo de la empresa y, en este sentido, comentó: “En una primera etapa compramos una prensa neumática con la que logramos obtener el jugo de la uva. En esta segunda instancia hemos presentado un proyecto que tiene que ver con la incorporación de una seleccionadora óptica de granos para mejorar no solo la selección de la uva sino además la calidad de nuestros vinos. La compra de esta máquina era muy solicitada por nuestros enólogos. Son pocas las bodegas que cuentan con esta tecnología”.

Carlos Lara, titular de la empresa Baresi SRL, empresa mendocina radicada en Maipú, dedicada al reciclaje de residuos plásticos industriales y recuperación de plásticos posconsumo como silobolsas o mangueras de riego, entre otros, comentó que han invertido cerca de 2 millones de pesos y estiman realizar nuevas inversiones que permitan ampliar los servicios que brindan.  

En este sentido, Lara remarcó: “Principalmente buscamos recuperar todas las mangueras que se están dejando de utilizar en el agro para volver a convertirlas en mangueras utilizables. Mendoza está atravesando una crisis hídrica muy importante y la mejor forma de cuidar el agua es a través de sistemas de riego que permitan dosificar el uso de este vital elemento.  

“Creemos que Mendoza Activa es una herramienta sumamente importante para empresas con características como la nuestra porque permite crecer en productos y servicios. Esperamos conseguir más fondos para continuar ampliando nuestras posibilidades”, cerró.