TecnologíaTemas Pymes

Seis técnicas para comenzar un negocio online con poco dinero

Por: Karla Reyes - TiendaNube

A la hora de llevar a cabo una idea de negocio, sabemos que algo que detiene a muchos emprendedores es la falta de recursos financieros. Por eso hoy te vamos a dar algunos consejos sobre cómo emprender un negocio con poco dinero. ¡Sí! Es posible y más común de lo que creés.

1. Empezá con lo que tenés

Existe una (falsa) creencia de que lo más importante para emprender un negocio rentable es tener un gran presupuesto para invertir desde el inicio pero, ¿qué hacer si no lo tenés? Hay una frase célebre de un reconocido tenista estadounidense que podría encajar perfecto en esta situación:

Empezá donde estás. Usá lo que tenés. Hacé lo que puedas.

Arthur Ashe

Y es que, aunque parezca obvio, a veces nos enfocamos en un objetivo a largo plazo, cuando lo que deberíamos estar haciendo es analizar los recursos humanos, creativos, financieros e intelectuales que tenemos al momento de planear nuestro emprendimiento.

Para examinar estos recursos en profundidad, hay temas clave que tenés que considerar. Tomá papel y lápiz y escribí todo lo que se venga a tu mente al leer cada una de las siguientes preguntas:

Anuncios by EP
  1. Habilidades: ¿Qué sabés y podés hacer?
  2. Experiencia: ¿Qué hiciste antes que podría servirte hoy?
  3. Conocimiento: ¿Qué sabés mejor que otros?
  4. Recursos tangibles: ¿Qué objetos y herramientas tenés, que podrían ser de utilidad?
  5. Contactos: ¿Tenés conocidos que podrían ayudarte de alguna manera?

2. Construí un modelo de negocio

Un modelo de negocio podría definirse como la forma en la que una empresa crea, capta y ofrece valor a aquellos que consumen sus productos o servicios.

Hay tres elementos fundamentales que definen a un modelo de negocio bien elaborado:

  • Rentabilidad, porque el fin último es que genere utilidad.
  • Escalabilidad, puede ajustarse para usar en otras partes del negocio (o en otros negocios).
  • Repetitividad, puede estandarizarse para después replicarse.

La metodología Business Model Canvas (Modelo de Negocios Canvas), desarrollada por el experto en modelos de negocio, Alex Osterwalder, es una de las más usadas en el mundo de los negocios y el emprendedurismo.

Entre las principales ventajas del Modelo Canvas se destacan su aspecto claro y simple, la facilidad con la que se puede diseñar (sin importar el tipo de negocio) y las posibilidades de reflexión que ofrece.

En este artículo te decimos cómo hacer tu propio Modelo de Negocios Canvas y también te compartimos una plantilla descargable ¡para que puedas crearlo hoy mismo!

3. Usá tus contactos

El networking es de suma importancia para los nuevos negocios, ya que las personas adecuadas podrían ayudar a acelerar el crecimiento de las ventas al compartirlo en su red de conocidos.

De aquí también pueden surgir colaboraciones con otras marcas, difusión boca a boca y, con suerte, tu negocio podría llegar a oídos de algún inversionista interesado en ser parte de su expansión.

4. Hacé un plan de negocios

Esperá, ¿no hablamos ya del plan de negocios? No, es súper importante que aprendas a distinguir entre un modelo y un plan de negocios, ya que confundirlos es un error bastante común.

El plan de negocios viene después del modelo de negocios, y se trata de un documento extenso y detallado que contiene elementos que definen a la empresa como un todo.

En él vas a encontrar: la descripción de la empresa y los productos o servicios que ofrece, el análisis del mercado, los objetivos de la empresa y sus planes para alcanzarlos, el cálculo de recursos necesarios para llevar a cabo sus operaciones, entre muchos otros datos.

Aunque todos los planes de negocios son diferentes, hay una estructura básica que los compone:

  • Tabla de contenidos
  • Definición del negocio
  • Panorama general de la industria
  • Análisis de mercado
  • Análisis competitivo
  • Plan de marketing
  • Plan de gestión
  • Plan de operación
  • Evaluación y plan financiero
  • Conclusión y recomendaciones
  • Resumen ejecutivo

Mientras más detallado sea este documento, mejor vas a definir el plan de crecimiento de tu empresa, lo cual es indispensable si pretendés solicitar algún tipo de financiamiento o inversión en un futuro.

5. Definí un presupuesto y un objetivo

Una regla que podés seguir al definir tu presupuesto inicial es: invertí solo lo que puedas perder. Quizá suene extremo, pero tenés que prepararte para todos los escenarios.

Con este mindset estarás manteniendo la flexibilidad y la adaptabilidad, dos características imprescindibles para cualquier emprendedor.

Plantearte un objetivo medible a mediano plazo (3 a 6 meses), te va a ayudar a ser realista al revisar los resultados y a determinar si el plan está funcionando o si, por el contrario, hay que hacer algún ajuste.

Es importante recordar que apegarse al presupuesto establecido y enfocar cada esfuerzo en conseguir el objetivo, son acciones no solo importantes, sino fundamentales para un buen comienzo. ✨

También te puede interesar....   De acuerdo a un estudio, las Pymes obtuvieron en agosto un 79% más de financiamiento

6. Aprovechá todos los canales

Si tu presupuesto inicial no incluye gastos publicitarios, ¡no te preocupes! Sacale provecho a todos los canales de difusión gratuitos que tengas al alcance para dar a conocer tu marca.

El ejemplo más claro son las redes sociales. En este caso, la calidad del contenido y la utilidad que tu audiencia pueda encontrar en él, son dos características muy relevantes para generar engagement (interacción) con tu marca.

También podés crear un blog para llegar a tu audiencia a través del marketing de contenidos.

Ideas para emprender un negocio con poco dinero

“¿Qué negocio puedo emprender?” ¡Gran pregunta! Acá te compartimos un listado con algunas propuestas de negocios para emprender:

Consultoría

Tu conocimiento y experiencia son dos de las características más valiosas que tenés y lo mejor es que podés monetizarlos a través de consultorías.

Una de las ventajas de este tipo de negocio es que podrá ir creciendo conforme aumenta la demanda. Al inicio, quizá solo bastará una computadora e invertir un buen tiempo en desarrollar una estrategia de marketing para dar a conocer tus servicios.

Para aumentar tu alcance y, por ende, tus ventas, podés crear tus propios ebooks o mini cursos y ponerlos a la venta a través de tu propia tienda online. Esto te ayudará a expandir tus posibilidades y hacer crecer tu negocio sin tener que invertir una fortuna en él.

En Tiendanube tenemos planes desde AR$ 399 que se adaptan a todas las necesidades de un negocio. Podés probar la plataforma gratis durante 30 días.

Por ejemplo, si trabajaste mucho tiempo en el área financiera de la industria gastronómica, probablemente sepas cuáles son los principales obstáculos y problemas a los que un restaurante se enfrenta. Entonces, ofrecer un servicio de consultoría financiera a dueños de empresas de alimentos que están comenzando, podría ayudar a que el negocio prospere.

Servicios

¡Tus habilidades y tu tiempo también pueden ser monetizados! La clave está en encontrar ese punto medio entre lo que te apasiona y lo que sabés hacer mejor que el promedio de las personas.

Cuando hayas definido un listado de servicios a ofrecer, buscá a las personas correctas para darlos a conocer.

Supongamos que te apasiona el lettering, o sea, el arte de dibujar letras a mano de forma creativa, entonces, ¿por qué no emprender un negocio con ello?

Exhibí tu trabajo en tus redes sociales y enfocate siempre en tu público objetivo. Por ejemplo, si te interesa hacer lettering para invitaciones a eventos, mostrá la versatilidad de tus creaciones en papel. Si preferís hacer lettering para marcas, entonces usá objetos que tengas a tu alcance, como lienzo.

Este es solo un ejemplo que puede ser aplicado a cualquier industria y tipo de servicio que podés ofrecer.

Dropshipping

En resumen, el dropshipping consiste en vender sin inventario a través de una tienda online. ¿Cómo? El vendedor actúa como intermediario entre el proveedor y el comprador.

Acá va un ejemplo:

Primer acto: Mariana abre una tienda virtual, contacta a un proveedor que vende artículos para mascotas y elige algunos de los productos de su catálogo para vender en su ecommerce. Antes de que ella pueda empezar a ofrecer los productos del proveedor, ambos deberán llegar a un acuerdo para definir si Mariana le pagará una cuota mensual por todas sus ventas o si le pagará cada vez que venda un producto.

Segundo acto: Pedro se encuentra con la tienda de Mariana y decide comprar una correa para su perro. Al hacer la compra, Mariana recibe una notificación y debe contactar a su proveedor para solicitar que envíe el producto elegido por Pedro a la dirección indicada. Ella debe estar atenta durante todo el proceso para asegurarse de que su cliente reciba su compra en tiempo y forma.

Como podés darte cuenta en el ejemplo, la inversión inicial de Mariana es mínima. Entre sus gastos fijos están, probablemente, la cuota que la plataforma de ecommerce le cobra por tener su tienda y su salario. Los demás gastos dependerán al 100% de sus ventas.

Aunque el dropshipping parece un modelo de negocio muy sencillo, es importante aclarar que tiene algunas desventajas, como la competencia alta, los márgenes de ganancia bajos y la falta de control en caso de que surja algún problema con el envío.

Pero, con un nicho bien definido, un proveedor profesional con experiencia en este modelo y una excelente organización del negocio impecable, ¡es posible triunfar con el dropshipping!

Mostrar más