Corte: anula decisión de CFK y le da un cargo clave al PRO

La Corte Suprema dio un nuevo golpe institucional. Los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda violaron la autonomía del Congreso y dispusieron que la división del bloque de senadores del Frente de Todos, una decisión de política partidaria ejecutada por CFK, no es válida. El mensajes es claro: no van a permitir ningún movimiento de CFK que toque sus intereses. ¿Qué intereses? La pelea de fondo es por un cargo en el Consejo de la Magistratura, donde el Frente de Todos logró un lugar más gracias a esa división de su bloque.

Invitame un café en cafecito.app

La Corte quiere tener control absoluto del organismo que selecciona y sanciona a los jueces, al que tomó por asalto a partir de la puesta en vigencia de una ley que está derogada, otro atropello sobre el Congreso. Ahora la Corte rompe de nuevo la división de poderes y decide quienes pueden integrarlo: saca a un senador del Frente de Todos y pone a Luis Juez, del PRO. El impacto también estará en el poroteo interno del Consejo.

Este entuerto comenzó el 16 de diciembre de 2021, cuando la Corte Suprema estableció que la conformación del Consejo de la Magistratura que funcionaba desde el 2006 era inconstitucional. Es decir, que el órgano que selecciona y sanciona jueces funcionó 15 años contra la Constitución. Insostenible, pero no sólo eso: la Corte le ordenó al Congreso que sancionara una nueva ley y mientras puso en vigencia la ley previa a la votada en 2006, que está derogada. La República funciona con leyes que ya no existen.

Impulsá los proyectos de tu empresa: Financiá hasta ocho millones de pesos. Logo supervielle. Mujer en taller.
 Espacio de Publicidad

Según la ley derogada que la Corte puso en vigencia corresponden dos consejeros de la Magistratura al bloque con mayor representación, uno a la primera minoría y uno a la segunda minoría. En ese entonces el Frente de Todos tenía un bloque de 35 miembros, el radicalismo uno de 18 y el PRO uno de 9. La jugada del Frente de Todos, ante la maniobra ilegal de la Corte, fue dividir en abril de 2022 su bloque en dos de 21 y 14 miembros respectivamente, con lo que se quedó con 2 consejeros por el bloque mayoritario (María Inés Pilatti de Vergada y Mariano Recalde) y uno por la segunda minoría (Martín Doñate). El senador del PRO Luis Juez judicializó esto y ahora la Corte falló en su favor. Sale Doñate y entra Juez. Lo decidió Rosatti, autovotado presidente de la Corte y autodesignado presidente del Consejo de la Magistratura.

Recomendamos:   El Presidente se encuentra reunido con gobernadores por el fallo de la Corte

La Corte justifica su intromisión en la decisión política del bloque de senadores del Frente de Todos porque impacta en la conformación del Consejo de la Magistratura, que está dentro del Poder Judicial. “Ello es así pues el control judicial no recae sobre un acto relacionado con la dinámica propia de la organización interna de una de las cámaras del Congreso –materia que se encuentra reservada a su ámbito de discrecionalidad– sino sobre la regularidad del procedimiento seguido por dicha cámara para integrar un órgano constitucional incorporado en la reforma de 1994 para fortalecer la independencia del Poder Judicial”, escribieron los cortesanos. Cuando se trata de sus intereses parece que todo vale.

es_ESSpanish